Importancia de la detección temprana de sordera en los bebés recién nacidos

La mayoría de los niños oyen y escuchan sonidos desde que nacen. Aprenden a hablar imitando los sonidos a su alrededor y las voces de sus padres y de las personas que los cuidan. No es obligatorio que un niño con sordera deba ser mudo, es mudo porque no se detectó la sordera a tiempo, y por ende no recibió terapias de lenguaje que le ayudaran a desarrollar el lenguaje hablado. Es por ello, que es importante que podamos descartar una posible sordera en nuestros bebés, para poder iniciar la intervención temprana lo más antes posible, idealmente antes de los 6 meses de vida.

Debido a esta necesidad de una identificación e intervención temprana para la pérdida de audición infantil, actualmente hay hospitales que tienen tamizaje auditivo neonatal (recién nacidos), lastimosamente en El Salvador, este tamizaje no es universal (como en la mayoria de otros países), sino que solo se realiza en el 50% de los bebés (con factores de riesgo), y por ello hay muchos niños que no se les detecta un posible problema auditivo hasta muy tarde.

Durante los últimos años, tuve la oportunidad de estudiar mi especialidad de Audiología en Estados Unidos, y tuve la bendición de trabajar en un centro con énfasis en el desarrollo del habla y lenguaje en niños con sordera. Sí, así como lo oyen! Un niño con sordera puede aprender a hablar como cualquier otro niño normal de su edad, si se hace un diagnóstico temprano, se le hace la adaptación de audífonos o implantes cocleares, y se inicia en un programa del desarrollo de las habilidades auditivas y del lenguaje hablado (LSL, por sus siglas en inglés).

 

Situación del Tamizaje Auditivo en Estados Unidos y otros paises del mundo. Alrededor de dos a tres niños de cada 1,000 que nacen en los Estados Unidos nacen con una pérdida de audición que se puede detectar en uno o ambos oídos. Otros pierden la audición más adelante en la niñez. A menudo, los niños que tienen una pérdida de audición no adquieren el habla y el lenguaje tan bien como los niños que pueden oír. Por esto, es importante detectar la sordera o la pérdida de audición lo más pronto posible. En los Estados Unidos y en la mayoría de sus territorios, con la ayuda del gobierno federal, cada estado ha establecido un programa de detección e intervención temprana (EHDI, por sus siglas en inglés), y como resultado, más del 96 por ciento de los bebés reciben una prueba de audición dentro del primer mes de nacidos. La meta nacional el 1-3-6, en donde: 1-  todo bebé debe tener una prueba de audición antes del mes de vida; 3- Antes de los 3 meses, el bebé debe tener el diagnóstico de sordera; 6- Iniciar servicios de intervención temprana antes de los 6 meses, que significa no solamente adaptar el audífono, sino que también iniciar terapias de lenguaje.

Si usted sospecha que su bebé puede tener pérdida de audición puede hacer una cita con nosotros: 2525-0955.  Además daremos consejería y couching a los padres para ayudarlos a tomar la mejor decisión en cuanto a modos de comunicación y tipos de dispositivos auditivos en caso que se diagnostique una pérdida de audición. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>